Antes de
hacerte
un
piercing

 

 

 

Ten en cuenta esta información si estás pensando en hacerte un piercing joya con nosotros. Estamos deseando conocerte y que vivas la experiencia.

Tu piercing puede esperar si:

  • Estás embarazada
  • Te encuentras en periodo de lactancia
  • Vas a ir a la playa o piscina en las próximas 3 semanas
  • Vas a realizar un viaje en avión (vuelo de más de 8h)
  • Si eres menor de 16 años no podrás hacerte tu piercing con nosotros
  • Si eres mayor de de 16 pero menor de edad, tienes que venir acompañado de tu tutor

Sabemos que cada cuerpo es diferente y único, por eso nuestro equipo de profesionales analizarán la zona que quieras anillarte y te asesorarán en la creación de tu earlook.

Somos estilistas de tu oreja, veremos contigo cuáles son tus gustos en joyería, qué combinaciones son las que mejor van con tu estilo y si la zona elegida es la adecuada según tu anatomía.

Nuestro objetivo es que cuando salgas de nuestro estudio hayas tenido un asesoramiento perfecto de manos de nuestro equipo y te vayas contento con el resultado.

Es muy importante que antes de tocar o manipular el piercing te laves las manos con agua y jabón neutro.

Para limpiar tu piercing deberás usar una gasa estéril para que no deje residuo en la zona. Usarás suero fisiológico estéril.

Nunca deberás quitarte la pieza para limpiarla la perforación o desinfectar tu piercing:

simplemente aplicar suero fisiológico en ambos extremos de la herida preferiblemente con la gasa durante 3-4 minutos, retirando después las posibles acumulaciones de líquido segregado.

Una vez hayas limpiado los extremos, con otra gasa estéril, secarás el piercing y toda la zona que esté húmeda. No debes mover la pieza ya que ella por sí sola va a moverse. El exceso de movimiento puede llegar a irritar y generar complicaciones en el proceso de curación.

Todo el proceso se realizará 3 veces al día durante lo primeros 20 días y pasado este tiempo, recomendamos hacer una cura al día hasta aproximadamente los 2 meses o hasta que no existan signos que indiquen que debemos seguir curando, por ejemplo: que no haya dolor, que no haya secreción de líquido, enrojecimiento o inflamación.

Recomendaciones para curar un piercing

━ No tocar con las manos, son numerosos agentes externos infecciosos que no queremos que se trasladen a la herida.
━ Durante el primer mes no debes sumergirte en el mar ni en la piscina.
━ No dormir del lado donde se ha puesto la joya o mantener presion prolongada sobre ella, preferiblemente durante los primeros meses, de esta forma fluirá mejor el proceso de curación.
━ No hablar por teléfono móvil del lado de la perforación, este contiene millones de gérmenes.
━ A la hora de desmaquillarte intenta tapar la perforación para que no le caigan agentes externos que puedan contener los cosméticos. Ten especial cuidado con los golpes, el pelo o al quitarte la ropa.
━ Revisión a los 15 días siempre que tengas un problema o una duda, te ayudaremos en cada caso. Haremos un seguimiento vía e-mail contigo.
━ La pieza de primera puesta deberá ser llevada un tiempo mínimo de 2 meses. Cuando mayor sea el tiempo de espera mejor estarán cicatrizando los tejidos y menos riesgo correremos durante el cambio de joya y la asimilación de la misma.